Tag Archives: José Antonio Gil

01Ago/16

Trump y Chávez

JOSÉ ANTONIO GIL YEPES / EL UNIVERSAL

Análisis superficiales ubican a Trump y Chávez en posiciones antagónicas. Pero en lo único que se diferencian es en el chivo expiatorio que escogen para culpar de los males sociales (extranjeros, capitalistas o razas); mas no en la fórmula que proponen ni el enfoque de la solución ni, mucho menos, en sus personalidades.
El reto de la sociedad moderna es cómo armonizar las diferencias crecientes entre los intereses de más y más segmentos sociales que emergen con la inevitable modernización-globalización. Son tres las fórmulas clásicas de armonización: La unicidad o todos debemos ser iguales y, quienes no se adapten, quedan fuera. La libertad absoluta, una especie de dominio del más fuerte que genera desigualdades desestabilizadoras. Y, entre ambos extremos, está la fórmula pluralista o de armonización democrática entre sectores cuyas diferencias se respetan pero se tienen que negociar para convivir. Entre estas tres fórmulas, Trump y Chávez se ubican en el extremo de la unicidad; al igual que Hitler, Lenin, Stalin, Mao, Castro y Sanders.
Las soluciones que proponen son compatibles con sus respectivas fórmulas: Chávez proponía una democracia hegemónica, en la que la mayoría chavista desconocía los derechos de las minorías; en particular, de la empresa privada y los blancos. Trump propone bloquear la inmigración de minorías sospechosas para él y hasta construir una pared. Ambos casos son excluyentes: quienes no sean iguales a ellos, están demás. Esto coincide con ofertas populistas, caracterizadas por soluciones mágicas, irrealizables, simplistas, que exacerban el rechazo a algún sector que les sirve de chivo expiatorio. Esto les permite agitar con discursos irreverentes, de odio, revanchistas, emocionales y mesiánicos: que ofrecen regalar soluciones (“Yo…”).
Pero el peor de los rasgos es que el perfil que comparten estos inesperados camaradas es su personalidad autoritaria, propia de peligrosos liderazgos carismáticos. Lo que no saben quienes les siguen cuando arrancan es que el remedio será peor que las enfermedades a corregir en la sociedad moderna. Lo moderno es negociar para convivir.
@jagilyepes