Pruebas de concepto y nombres

Las pruebas de concepto son una herramienta útil para el desarrollo de nuevos productos y es poderosa para determinar si un producto tiene viabilidad en un mercado.

Estas pruebas se describe detalladamente la ideal del producto para saber qué opina la gente sin verlo, sin probarlo, sólo con lo explicación. Su objetivo es comprobar cómo se interpreta y se evalúa este concepto entre los distintos consumidores, qué valores le ven y con qué categoría de producto sería asociable por el consumidor.

Objetivos:

  • Nivel de aceptación del concepto y
  • Entendimiento del concepto por parte de los consumidores
  • Reconocimiento de fallas en caso de existir
  • Conocer si el producto satisface las necesidades de algún segmento
  • Conceptos alternativos

Metodología aplicada:

Se emplean principales técnicas de investigación cualitativa y cuantitativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *