01sep/15

Tácticas para el mercadeo de las pymes

Lunes 31 de agosto de 2015 – 12:00 a.m.

Las redes sociales y la nube son claves para el desarrollo y buen funcionamiento de las pymes

Carlos Jiménez_MG_4501
carlos.jimenez@datanalisis.com

A continuación listo algunas formas por medio de las cuales los medios digitales pueden apoyar en cinco objetivos clave para el mercadeo de las pymes:

1. Conocimiento de la marca y su oferta. Lo primero es tener un sitio de internet con una descripción de los productos y servicios para que pueda ser ubicable a través de los motores de búsqueda. Esto se puede complementar incluyendo a la empresa en directorios electrónicos donde generalmente buscan los clientes (o que son bien posicionados en Google). Si el sitio web no está bien posicionado en los buscadores se puede contratar publicidad asociado a los términos de búsqueda (por ejemplo: Google Adwords) e invertir en avisos display en sitios de internet dirigidos al mercado objetivo.

2. Ubicación geográfica de los establecimientos. Si la empresa posee un establecimiento de atención a los clientes o sucursales es recomendable incluirlas en los principales mapas digitales, así como en servicios de geolocalización (Por ejemplo: Waze, Swarm) y directorios de negocios (Por ejemplo: DeGusta, Foursquare). Esto facilita que los clientes encuentren a la empresa y puedan llegar a ella fácilmente.

3. Apoyo a los clientes en la toma de decisiones de compra. Un sitio web bien diseñado y posicionado en los buscadores será de gran ayuda cuando un cliente busque información para tomar una decisión de compra. Otras formas son los reviews, muy importantes para sectores como el comercio electrónico y el turismo. Los medios sociales también pueden contribuir al facilitar una plataforma (B2C, C2C) para que se aclaren preguntas relacionadas con los productos y servicios, proceso de compra, etc.

4. Realización de transacciones electrónicas. Para muchas empresas pymes una tienda electrónica permite llegar a un amplio mercado, incluso sin necesidad de mantener sucursales físicas. Mediante los buscadores y un buen plan de mercadeo la tienda electrónica se da a conocer en una base de clientes.

5. Soporte y atención al cliente. Para muchas empresas los medios electrónicos son un canal de atención al cliente muy importante. Para esto se pueden utilizar correos electrónicos de contacto, aplicaciones de chat en vivo e incluso los medios sociales (Facebook y Twitter, principalmente). Siempre es importante que los clientes ubiquen fácilmente los teléfonos de la empresa.

Los invito a comentar este artículo o a enviarme sugerencias para próximos artículos a través de carlos.jimenez@datanalisis.com o de @carlosjimenez en Twitter.

01sep/15

¿Trabajo o marginalidad?

lunes 31 de agosto de 2015  12:00 AM

_MG_5386 - Copy

Las relaciones laborales de hoy emergen de las Revolución Industrial y la filosofía liberal. Los trabajadores industriales urbanos, provenientes del campo, fueron explotados por sus patrones y hasta se consideró ilegal su agrupación en sindicatos “porque toda asociación entorpecía las libertades individuales”. Pero no regresaron al campo, donde las condiciones eran peores. En este ambiente surgen el socialismo y el marxismo, ideologías que van al otro extremo: dictadura del proletariado, igualitarismo y estatismo.

Estos antagonismos entre trabajadores y empresarios continúan en las relaciones laborales de la mayoría de los países pobres. En los países desarrollados han sido superados por solidaridad porque el avance tecnológico obligó a educar a los trabajadores, por lo que crecieron su productividad, organización y capacidad de exigir. Este proceso acompañó el desarrollo de las democracias pluralistas en esos países. Por el contrario, las sociedades que permanecieron agrarias, feudales y pobres, como Rusia y China, terminaron en revoluciones marxistas sangrientas. Es decir que el marxismo se inició en dos sociedades para las que no fue concebido, pero sí se caracterizaban por la explotación del campesinado.

En Venezuela ocurrió la migración rural urbana, pero no tanto la atraída por la inversión privada sino por el gasto público de origen petrolero. Más bien, el autoritarismo, la desconfianza Gobierno-Empresa, las políticas populistas para sobreproteger a trabajadores y consumidores (controles, sobrevaluación y leyes laborales exageradas que encarecen la creación de fuentes de trabajo) y el odio de clases condenaron a las empresas a un crecimiento mínimo y a un 50% de la fuerza laboral a la informalidad y marginalidad. Sin embargo, el rentismo petrolero produjo recursos a los gobiernos para paliar la pobreza con subsidios y sostener regímenes insostenibles.

¿Será que nuestros regímenes fracasan porque hay pobres debido a que empresarios explotan a los trabajadores o porque nunca hemos tenido suficientes empresas para darle trabajo a los marginados?

@jagilyepes

 

25ago/15

El impacto para los negocios es muy importante no solo porque la exposición al medio se dispara

Carlos Jiménez | La estrella online de Panamá

carlos.jimenez@datanalisis.com

Internet irrumpe en el contexto mediático en la segunda parte de la década de los_MG_4501 años 90. En una primera etapa su rol como medio no era muy diferente al del resto de los medios tradicionales: ofrecía contenidos editoriales a una determinada audiencia y basaba su modelo de negocios en la venta de avisos publicitarios.

La particularidad era que este medio a su vez era un mercado, donde compradores y vendedores podían realizar transacciones de comercio electrónico. Si bien este rol se mantiene hasta la actualidad, muchos han sido los cambios desde entonces. Destacamos dos de los más importantes.

No habían pasado diez años cuando se dio un gran cambio: los usuarios particulares eran capaces de publicar contenidos y formar comunidades alrededor de estos contenidos o de sus intereses. A este fenómeno, que se inició de la mano de los blogs, se le denominó: Internet de Segunda Generación, o más popularmente: Web 2.0.

En esta etapa, los consumidores empezaron a acceder contenidos generados por los usuarios (CGU), en conjunto con los contenidos editoriales. Pero más allá de las implicaciones sociales que esto tuvo, en materia comercial las tradicionales recomendaciones o el boca a boca (word of mouth) lograron un alcance como nuca antes.

Los comentarios acerca de las marcas y productos en las redes sociales y los reviews en sitios de comercio incrementaron su influencia en el mercado. El modelo publicitario tradicional de venta de avisos (banners en sitios Web o avisos en buscadores) tuvo que coexistir con la presencia directa de las marcas en los medios sociales.

La tercera etapa, que se inicia pocos años después, es la del acceso a internet desde los teléfonos móviles. En esta se mantienen las características de las dos etapas anteriores (acceso a internet y contenido generado por los usuarios) pero con la gran diferencia de que los consumidores pueden conectarse desde cualquier parte.

El impacto para los negocios es muy importante no solamente porque la exposición al medio se dispara, sino porque los consumidores pueden acceder o publicar contenidos desde los puntos de venta en el momento de realizar las compras. A esto se le ha denominado también: el momento móvil de la verdad.

DIRECTOR DE DATANALISIS Y ACTIVACIÓN DIGITAL